¿QUÉ PASÓ, PRESIDENTE? 2

de Carlos Valverde Bravo

Creo que no había razón para no escribir una continuación del libro ¿Qué Pasó?, porque la interpelación a la violencia ejercida fundamentalmente desde el poder, por acción u omisión, por órdenes dadas, por responsabilidades no admitidas o, porqué no, por incumplimiento de obligaciones de Estado, sigue siendo vigente; sigue estando presente en cada hecho de violación ejercida por el Estado en materia de Derechos Humanos y Derechos ciudadanos.
Atando cabos, bien se puede establecer que la reunión solicitada a Rubén Costas por los intermediarios Clavijo y Subirana fue una “operación” montada/ordenada desde el Poder ejercido por Raúl García Linera. Es fácil entenderlo; esta “operación” buscaba la resolución inmediata del caso Terrorismo/separatismo con un triunfo absoluto a favor del Gobierno y con una derrota “pactada” del liderazgo cruceño, es decir de Rubén Costas.