LA ESPERANZA PROMETIDA de Lenny Sempertegui

(...) Era la mujer más humilde que conocí en toda mi vida. Nunca se quejó de algo ni de alguien. Llevaba incontable suplicio sobre sus hombros. Ella nunca compartía una comida con nosotros en la mesa. Sólo se encargaba de distribuir los platos y papá no permitía que le ayudemos en eso. Para él, siempre la comida estaba o muy caliente o muy fría, o muy salada o sin sal, se molestaba de todo. Mi madre sólo pedía perdón y hasta le cocinaba otra cosa para agradarle, parecía que papá disfrutaba hacerla sentir mal, la insultaba... En la tranquilidad que puede aparentar una familia, puede esconderse tormentas de violencia, originadas en el machismo, la falta de educación y pobreza. Si las historias de La esperanza prometida fuesen simples ficciones, cualquiera podría quedarse tranquilo con la "literatura", lo triste es que la violencia existe y puede estar sucediendo muy cerca de uno. Una novela que golpea y duele en el alma. Narrada con el sentimiento femenino, sin duda es una revelación. (Los editores) Una historia sobre esas experiencias que nos asombran, nos hacen sufrir y dudar; pero mas que todo una historia sobre las decisiones que forjan nuestro futuro, sobre la esperanza, las alegrias y la felicidad que nos espera a lo largo de nuestro camino. Sigan el recorrido de una mujer que a través de las adversidades consiguio comprender el significado de la vida. (La autora)